Las pérdidas de volúmenes en determinadas zonas, como pómulos, labios, surcos nasogenianos, mentón… unidos a la flaccidez facial son signos claros del envejecimiento del rostro.

La reposición de éstas pérdidas mediante materiales de relleno biocompatibles y reabsorbibles como Acido hialuronico y hidroxiapatita cálcica , además de inducir síntesis de colágeno, nos provocan un efecto rejuvenecedor, de aplicación sencilla, en poco tiempo y que permite incorporación inmediata a la actividad cotidiana.

Hidroxiapatita cálcica

El tratamiento de la flaccidez facial o LIFTING FACIAL NO QUIRÚRGICO, es una corrección del descolgamiento facial, que comienza en la etapa media de la vida.

El efecto tensor, es autoinducido por estimulación de los fibroblastos y síntesis de nuevo colágeno por parte del paciente al introducir productos capaces de inducir esta respuesta en la piel.

Acido Hialuronico

La boca es una zona muy importante a nivel facial. Debe existir un equilibrio entre las diferentes estructuras para dar un aspecto armonioso.

A veces, son simplemente correcciones estéticas, la paciente no está conforme con su volumen. El perfilado y aumento de volumen con Ácido Hialurónico son los tratamientos más demandados, con resultados muy naturales.

El tratamiento de las finas arrugas que aparecen alrededor de la boca o “código de barras”, también deben ser tratadas, si existen, con material de relleno como el ácido hialurónico.